Lo mejor de ser mamá

Cualquiera que me conozca o que haya cruzado algunas palabras conmigo puede saber que soy una apasionada por la maternidad, la crianza y los niños. Entenderán que veo la maternidad con un enfoque muy positivo y tengo una lista interminable de cosas que me encantan de haberme convertido en madre.

Ahora les contaré algunas experiencias y sé que más de una se sentirá identificada. No negaré que algunos días son un caos, y nadie ha dicho que la tarea es fácil, pero para mí, tener a mi hijo ha sido la experiencia más enriquecedora y significativa de mi vida, me ha hecho una mujer más fuerte, sensitiva y ha hecho salir lo mejor de mí.

1. Amar de la manera más sincera y desinteresada. Éste es el verdadero amor. Es entrega total sin esperar nada a cambio y siempre intentar dar lo mejor. Aunque a veces no salga muy bien, la intención de una madre siempre será la mejor y toda acción guiada por el amor más puro siempre será válida. Tener la capacidad de sentir eso no tiene precio. Como un plus verás el amor en sus ojos hacia ti.

2. Ahora tienes un súper motor con energía atómica. Un hijo se convierte en un motivo poderoso que te impulsa a lograr tus objetivos, salir adelante y te anima a jamás rendirte pues además ahora sabes que esa personita depende de ti y de todo lo que estás dispuesta a hacer por él.

3. Entenderás mejor a tus Padres. Aunque aún sigamos teniendo diferencias con nuestros padres, la verdad es que ahora tienes mucho más en común con ellos, a veces hasta te verás repitiendo sus frases y entenderás lo que hacían contigo.

4. Volver a ser niño y revivir tu infancia. Si tuviste una infancia de locura de seguro te encantará poder repetir esos momentos llenos de diversión y si no, es el momento para vivirlo. Jugar con mi hijo me hace sentir como niña nuevamente y además hemos creado un canal de comunicación sólido que nos mantiene unidos y espero que nos mantenga unidos por siempre. Los niños son muy ocurrentes y graciosos sin duda te reirás mucho y la pasarás muy bien.

5. Hacer nuevos amigos. Los seres humanos somos sociales por naturaleza y siempre buscamos pertenecer a un grupo con personas que tengamos algo en común, cuando eres mamá puedes ampliar tu círculo de amigos con todos los papás de los amigos de tu hijo. Tendrás con quien compartir y hablar, podrán hacer muchos planes juntos y lo mejor es que los niños serán los más felices.

Es por esto que le apuesto a no ver la maternidad con terror o pánico, todo aquello a lo que dediquemos nuestra atención tomará fuerza, reforcemos lo bueno, divirtámonos en el camino y las cosas difíciles se irán solucionando por sí solas.

Disfrutar la crianza es el mejor regalo que les puedes dar a tus hijos, es el mejor legado que puedes dejar a la humanidad pero sobre todo la más beneficiada vas a ser tu misma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Fotografía por Paola Martinez Leon. 2011

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *