La Magia es Nuestra

 Este es nuestro último Post del año y les quiero hablar sobre lo que significa vivir en una ciudad como Cúcuta, cual es su magia y sus mayores fortalezas. Para empezar quiero que observen las dos fotografías.

A simple vista muestra como nos han pasado los años… La verdad es que hay unas diferencias de fondo que hicieron que esa mujer y ese niño cambiaran radicalmente su vida y su destino.

 Cuando nos tomaron la primera fotografía vivíamos en Bogotá (Capital de Colombia), me trasladé a esa ciudad en búsqueda de mejores oportunidades laborales y pensando en un mejor futuro para mi hijo creciendo en una gran ciudad. Efectivamente encontré empleo muy rápido y así mismo rápidamente transcurrieron algunos años. Me esforzaba por ver lo bueno, pero realmente cada vez se hacía más difícil, porque desde que nació mi hijo, sentí que una de mis prioridades era compartir tiempo con él, supe que al ritmo que vivía no lo iba a lograr. Un  día me di cuenta que necesitaba un cambio y fue ahí cuando tomé la decisión de dejar mi trabajo, recoger mis cosas y despedirme de Bogotá.

Regresé a Cúcuta feliz y con un poco de temor porque aunque es la ciudad donde nací y crecí, muchas veces nos dejamos llenar de esa incapacidad para ver  lo bueno en lo nuestro y pensar que todo lo mejor está afuera.

Cúcuta es una ciudad de 650 mil habitantes, capital del departamento de Norte de Santander ubicada sobre la cordillera central en límites con Venezuela. Como es una ciudad pequeña es común ver como la mayoría desea salir a buscar nuevos rumbos en otras ciudades.

Desde mi regreso ya son 4 años y puedo decir con total seguridad que fue la mejor decisión que pude tomar. Cúcuta me ofrece todo lo que necesito para sentirme plena, segura y feliz.

A continuación les dejo mis razones para pensar que vivir en una ciudad como Cúcuta tiene muchas ventajas, aún cuando no seas “Cucuteño”.

  1. Una ciudad donde te mueves fácilmente implica aprovechar muchas otras ventajas. Nuestro servicio de transporte tiene muchas cosas por mejorar (¿Y cuál no?) pero el tráfico es seguramente mucho más fluido, además como las distancias que recorremos son en su mayoría muy cortas, normalmente podemos ir caminando, lo que reduce el tiempo en los recorridos, y significa más tiempo útil que podrás aprovechar para hacer más cosas durante el día. Para mí significa almorzar a diario con mi hijo, llevarlo y recogerlo a la salida del colegio, pequeñas cosas que para mí hicieron una gran diferencia.
  2. Acceso a tener casa en un sector residencial bien ubicado. En una ciudad como Cúcuta, puedes vivir en un buen vecindario a un precio mucho más asequible que si buscaras la misma casa en un sector con las mismas características en otra ciudad.  Esto se traduce en mayores comodidades y mejor calidad de vida para ti y tu familia.
  3. Sentido de comunidad y la sencillez de su gente. Sentir que perteneces a una comunidad es algo valioso para los seres humanos. Tenemos un sentido de identidad y orgullo de ciudad que te hace quererla y sentir feliz de pertenecer a ella. Esto lo he escuchado muchas veces de personas de otras ciudades, que me dicen cosas como: “Los cucuteños no cambian por nada un fin de semana en su ciudad” y sin duda, en vacaciones todos esperamos el momento para retornar, además hay algo que me encanta, los cucuteños somos sencillos y recibimos a quien llegue de la mejor manera.
  4. Menos contaminación y menos ruido. Los niños crecen más saludables, por lo que hay más armonía y menos estrés. Cuando hay menos contaminación hasta el cielo se ve mas lindo, las estrellas lucen más y puedes respirar mejor.
  5. La vida en familia se hace más fácil. La gente pasa más tiempo junta, todas las condiciones de la ciudad hacen que sea fácil verse con los amigos, mucho más seguido, y las familias estamos acostumbradas a hacer todo juntos.
  6. Buenos colegios a mejores precios. Esta es una razón muy poderosa, y aunque la mayoría son tradicionales, si comparas los colegios de Cúcuta con otros de un sistema educativo similar en una ciudad como Bogotá la diferencia de precio es abismal.
  7. El potencial de trabajo es enorme. Es claro que hay mayores oportunidades de empleo en las grandes ciudades, pero en Cúcuta hay de todo por hacer y aunque es pequeña también es lo suficientemente grande para tener industria y por su condición de ciudad fronteriza, tienes la oportunidad de iniciar tu negocio o emprendimiento con la ayuda de algunos programas que impulsan la creación de empresa y con los beneficios que estos programas otorgan, las posibilidades de éxito son muchas, eso sí debes ofrecer calidad y novedad, además apoyarte en un buen estudio de mercado.
  8. La vida social, la fiesta y la interacción son únicas. Si lo que buscas es diversión no dudes que en Cúcuta encontrarás una buena oferta de sitios para pasar un buen rato. Pero lo mejor es que para la fiesta la actitud de los cucuteños es “¡Siempre listos!”. Además cada día la agenda cultural mejora y nos ofrece diferentes planes, como teatro, música y exposiciones para todos los gustos y toda la familia.
La Magia de Cúcuta
Panorámica de Cúcuta. Fotografía por Paola Martinez.
La Magia de Cúcuta
Catedral San Jose de Cúcuta. Fotografía por Edimer Alfonso Cardenas Martinez.
La Magia de Cúcuta
Puente de Guadua. Cúcuta7días.com

Si pudiéramos enumerar las ventajas de vivir en las grandes ciudades, imagino que serán infinitas. Entiendo que cada uno podrá tener diferentes puntos de vistas según el momento que este atravesando y lo que desee para su vida. A mi manera de ver Cúcuta es un imán para todos aquellos que desean establecer familia (cualquier tipo de familia), y donde hay familia, hay desarrollo. Así que si pudiera decidir en donde quiero vivir, elegiría 1 y 1000 veces mi ciudad, Cúcuta.

Con esta publicación me uno a un gran proyecto llamado La Magia de Cúcuta, un proyecto a cargo de Polen Imagen Audiovisual cuya intención es enaltecer las bondades de nuestra ciudad y dar a conocer su calidad humana al resto del mundo.

 

You may also like

2 comentarios

  1. Hola Isabel!

    Que maravillosa entrada. Yo te sigo en IG y hasta ahora entro a ver tu blog. Que sorpresa tan grande saber de tantas cosas interesantes que suceden en Cucutá y de personas con tu visión.
    Yo también soy de N.de santander , viviendo toda mi vida en Bogotá, buscando reconectarme con mi pasado desde que soy mamá.
    Gracias por escribir y ayudarme a confirmar mis buenos presentimientos.
    Un abrazo fuerte!!

    1. Gracias por leerlo y me alegra mucho que te haya gustado…Este post tiene mucho significado para mi y se que ahora que eres madre podrás entenderme. Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *